Psicología aplicada y práctica

feliz

Es bastante común escuchar y leer frases como “Sólo quiero ser feliz”, “En busca de mi felicidad” o “La felicidad llegará cuando menos te lo esperes”. Personalmente no comparto este tipo de afirmaciones, pues considero que nos llevan a plantearnos objetivos que nos ayudan bien poco a lograr una felicidad real y duradera.

En primer lugar, porque pueden hacernos creer erróneamente que la felicidad equivale a no sentir emociones desagradables y solamente sentir sensaciones positivas y tener una vida sin problemas ni dificultades (algo bastante ingenuo), por lo que en el momento en el que sintamos algún tipo de malestar o aparezcan obstáculos en nuestro día a día nuestra conclusión será que no somos felices.

En segundo lugar, pensar que la felicidad hay que buscarla nos deja un mensaje de pasividad, como si ser feliz no dependiera de nosotros/as. Esto implica que no podemos hacer nada para ser más felices…

Ver la entrada original 819 palabras más

Anuncios