Psicovalencia

descarga

Vivir un proceso de duelo durante la infancia puede ser uno de los factores que más estrés produzca en un niño. Si se produce tras una larga enfermedad, el niño puede haber sido informado de su evolución. En cambio, si es brusco, el impacto puede ser mayor.

A la hora de informar a los niños sobre la muerte de un familiar, debemos tener en cuenta:

1) Relación entre la persona fallecida y el niño (vínculo de apego que existía con la persona fallecida).

2) Elegir un momento del día adecuado: no haya cole, no tenga actividades importantes que hacer. Si podemos hacerlo, podríamos esperar a un viernes por la noche o sábado por la mañana.

3) Lo que el niño entiende por muerte según la edad.

– Antes de los 4-5 años, los niños no conciben la muerte. Dibujan referencias, confabulan, pero no la entienden.

– 5-9 años: Los niños…

Ver la entrada original 260 palabras más

Anuncios