“El sabio solo piensa en sus problemas cuando tiene algún sentido hacerlo; el resto del tiempo piensa en otras cosas o, si es de noche, no piensa en nada”

“Recuerda que tus motivos no siempre son tan altruistas como te parecen a ti; no sobreestimes tus propios méritos; no esperes que los demás se interesen por ti tanto como te interesas tu; no creas que la gente piensa tanto en ti como para tener algún interés especial en perseguirte”

Anuncios