Reconozcamos que las primeras semanas no son fáciles.

Algunas soluciones pueden ser:

  1. Aumentemos nuestra paciencia. llegaran más cansados de la escuela. Querrar seguir un poco las “no rutinas” de las vacaciones” y nosotras sabemos que deben empezar las “rutinas”
  2. Estemos con ellos y restemos nuestra ayuda para crear ese sitio en la habitación o en otro sitio de la casa donde se pondrán con los deberes o tareas. Despejemos cosas que ya no necesitaremos, preparemos una mesa, material..
  3. Dediquemos un largo tiempo cuando se vayan a la cama o antes para hablar con ellos sobre qué tal el día, qué tal los profes que les han tocado…. intentemos que no etiqueten ni se dejen llevar por la opinión que otros niños puedan tener de algunos profes nuevos que tengan…
  4. Podemos contarles experiencias de cuando nosotros eramos pequeños y también ibamos al cole..

Algunas ideas… iremos añadiendo más.

Espero también vuestras opiniones!!

Anuncios